Quienes somos

Nuestra oficina está presente en 12 países de Hispanoamérica, a través de delegaciones y representaciones. Nuestra central operativa está en Madrid, y el centro de dirección, en Israel.

El trabajo está dirigido por el Asesor Legal y Economista, DR. ELIAS BENDAHAN, (Melilla, España, 1969) quien posee una enorme experiencia en tramitación de expedientes de residencia y nacionalidad española, siendo ya varios miles los clientes que son residentes y con nacionalidad española gracias a las gestiones de nuestro despacho.

Nuestro lema es la CALIDAD y TRANSPARENCIA: SIMPLIFICARLE las gestiones burocráticas, y solicitarle el mínimo esfuerzo, porque estamos a su servicio para hacer todo en su nombre.

Gracias a nuestra experiencia y a la gran cantidad de trabajos exitosos, podemos garantizar el trabajo que hacemos: Si no recibe su nacionalidad o su residencia, le devolvemos su dinero.

Además, de forma gratuita, le orientaremos sobre la viabilidad de su caso.

Contáctenos hoy mismo. Nos comprometemos a darle una respuesta en menos de 24 horas.

Nuestro lema es la CALIDAD y TRANSPARENCIA: SIMPLIFICARLE las gestiones burocráticas, y solicitarle el mínimo esfuerzo, porque estamos a su servicio para hacer todo en su nombre.

Contáctenos hoy mismo. Nos comprometemos a darle una respuesta en menos de 24 horas.

Sobre el Director

Elías BENDAHAN HAMU es director de ResidenciaEuropea.es, cuenta con más de 35 de experiencia en el rubro, y coordina a todo el equipo de a las 15 oficinas internacionales. Es Licenciado en Economía, contador, y abogado (Universidad de Granada, ESPAÑA), Especialista Universitario en Auditoria de Empresas (UNED, Madrid), es Consejero y asesor de inversiones en diversas empresas.
Además ha fundado otras empresas como Asesoría Geifsa (España) un importante despacho de asesoramiento de empresas en temas financieros, fiscales e inversiones, Agencia Inmobiliaria CASAS, con más de 10 edificaciones, realización de contratos, ventas y alquileres, y Asesoramiento en invesriones. Soysefardi.com y Soynieto.com Oficinas de tramitación de Nacionalidad Española y Portuguesa, con delegaciones en más de 15 países.
Brinda conferencias internacionales sobre aspectos de su profesión, especialmente en temas de nacionalidad, ciudadanía, impuestos y temas inmobiliarios.

Nota del Director

El pasado 20 de octubre se publicó en el Boletín Oficial del Estado de España la Ley 20/2022, de Memoria Democrática, una legislación que ha tenido una tramitación parlamentaria excesivamente larga y engorrosa desde que el gobierno socialista intentó lanzarla en el año 2018. Finalmente, y después de 4 años y un sinfín de tediosos e inútiles debates, ya es realidad.

Esta es una especie de continuación de Ley 52/2007 de Memoria Histórica, que de alguna forma pretende reparar los daños y perjuicios a las víctimas de la dictadura franquista ocurrida en España entre los años 1939 y hasta 1983… por lo que como novedad también se incluyen siete años posteriores al franquismo (1975), cuando ya en España se vivía en democracia. A mi juicio, es una ley excesivamente politizada, muy teórica, burocrática, cargada de resentimientos, y de escasa aplicación práctica, y que, aunque con buenas intenciones, no viene a solucionar ni innovar nada, puesto que hablamos de hechos y víctimas fallecidas hace más de 50 años.

En lo concerniente al título de este artículo de opinión, y como parte de las reparaciones a las víctimas de la dictadura franquista, la Disposición Adicional Octava de la ley establece la posibilidad de que los hijos, nietos y bisnietos de aquellos españoles que en su día perdieron la nacionalidad española y fueron víctimas del exilio o de cualquier otra persecución ideológica, puedan ahora solicitar la nacionalidad española. Una norma que, según el abogado barcelonés de origen cubano, Ariel Fraga, toda una autoridad en esta materia, “no será tan generosa como la anterior”. Además, continúa, “los problemas documentales podrán ser obstáculos insuperables”, y “habrá que prepararse profesionalmente muy bien”, recomendando encarecidamente tramitar sólo con especialistas cualificados, para evitar denegaciones y poder recurrir con éxito si fuese necesario.

Aunque el proceso de reunir los documentos y preparar la solicitud se prevé sea dificultoso, es relevante destacar algunas notables facilidades, como que el interesado no tendrá que residir en España, ni viajar allí para nada, ni tampoco deberá rendir exámenes de idioma ni de conocimientos culturales (CCSE), como sí tienen que hacer los que desean acceder a la nacionalidad por la vía de la residencia o por la ley de sefarditas. Es más, ni siquiera se les pedirá un certificado de antecedentes penales (Uau!).

Luego de la novedosa e ingeniosa interpretación de la ley anterior realizada por el Ministerio de Justicia, en la instrucción publicada el 25 de octubre de 2022, se incluye también el derecho a optar a la nacionalidad española a los hijos y nietos de aquellas personas nacidas en el Antiguo Protectorado de España en Marruecos (Tetuán, Larache, Tánger, etc), entre los años 1912 y 1956, quienes en Israel, se estima son a día de hoy, no menos de 25000 personas. Y también, en determinados casos, los hijos y nietos de españoles que recibieron su nacionalidad en Marruecos.

Es importante destacar que este derecho no es indefinido, sino que la misma ley establece un límite temporal para las solicitudes, que podrían presentarse en cualquiera de los Consulados de España del mundo (veremos si les dotan de personal y medios para esta avalancha), hasta la fecha límite del 20/10/2024, reservándose el Gobierno la potestad de poder renovarla sólo por un año más.

Quienes han seguido el trámite parlamentario de esta ley ya saben que quizás estos derechos a adquirir la nacionalidad española sean revocados incluso antes de la fecha arriba citada, puesto que todos los partidos de la oposición, en especial el Partido Popular y VOX, han manifestado su absoluta decisión de derogarla si llegan al gobierno; y teniendo en cuenta que las próximas elecciones generales serán en noviembre del año 2023,….podría darse el caso de que en poco más de un año, y si se cumplen las expectativas de las encuestas de intención de voto, la ley sea finalmente derogada. ¡Así es la política!

En cualquier caso, se ha abierto una puerta fabulosa, imperdible y extraordinaria para que cientos de miles de personas, especialmente en Israel y Sudamérica, puedan en poco tiempo ser españoles, y con ello, aprovechar la excepcional oportunidad de cambiar sus vidas (todos saben que el pasaporte español permite vivir en los 27 estados de la Unión Europea, y acceder sin visado a más de 150 países incluyendo los Estados Unidos). También para España, como país, es muy positivo, pues se amplía su influencia en el mundo, y seguro conseguirá atraer más talentos e inversiones, tal y como ocurrió con la Ley 12/2015 que otorgaba la ciudadanía a los descendientes de los sefarditas.

Haifa, 10 de noviembre de 2022.-

CONTACTO

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.

¿Dónde estamos?

Scroll al inicio